Iniciando al elefante salvaje

posted in: Español, Kadacha ESP 0

En aquellos días un enorme elefante salvaje estaba devastando Vanapur. Los habitantes, incluido Ahmadi Beg, estaban aterrorizados de que los mataran. Irritado por el rostro brillante de Syamananda Prabhu, su personalidad atractiva, sus modales dignos de un gran vaisnava, sus pasatiempos poco comunes y su popularidad, Ahmadi Beg conspiró para humillarlo. En presencia de varios reyes y terratenientes, declaró que si Rasikananda podía dominar a ese elefante violento, él (Ahmadi Beg) lo aceptaría como Narayana y le devolvería todas las tierras y riquezas usurpadas.

Cuando Rasikananda Prabhu recibió esta información, fue a encontrarse con Ahmadi Beg, y por casualidad tomó el mismo camino por el que viajaba ese elefante salvaje. Al ver al elefante, los que seguían a Rasikananda huyeron a un lugar seguro para salvar sus vidas dejándolo solo, pero él no estaba asustado y siguió cantando Sri Hari Nama en su rosario. Trompeta de una manera aterradora, el elefante corrió hacia Rasikananda a toda velocidad, pero al llegar a él se quedó en silencio con la trompa levantada. Rasikananda Prabhu le dio muchas instrucciones al elefante, quien escuchó con mucha atención y comenzó a derramar lágrimas, inclinándose una y otra vez. Rasikananda lo inició murmurando el Hari Nama Maha-mantra en su oído y lo nombró Gopala Dasa.

Posteriormente, usando cuentas de Tulasi alrededor de su cuello, el elefante Gopala Dasa se convirtió en un gran sirviente de sadhus y vaisnavas.

Ahmadi Beg vio el milagro con sus propios ojos desde lo alto de su palacio. Al darse cuenta de la grandeza de Rasikananda Prabhu, sintió mucho miedo debido a sus actos pecaminosos y se refugió a sus pies de loto. Devolvió todas las tierras y riquezas usurpadas y donó varias aldeas nuevas para el servicio de sadhus y vaisnavas. Por orden de Rasikananda, también donó varios lingotes de oro para el Festival Navakalevara del Señor Jagannatha en Puri.

En su vida anterior, el elefante Gopala Dasa era un residente de Vanapur llamado Harihara. Una vez, cuando venía de Ramakeli a Nilachala, Caitanya Mahaprabhu pasó una noche en su casa. El Señor notó que Harihara contrataría a un brahmana puro para ofrecer diariamente cinco kilos de arroz crudo a Sri Saligrama. Enojado por esta ofensa, Mahaprabhu maldijo a Harihara y su familia para que nacieran como elefantes.

En la siguiente vida, Harihara nació como un elefante y participó en una destrucción de gran escala en Vanapur hasta que Caitanya Mahaprabhu lo entregó en la forma de Rasikananda.

 

Esta es una sección del libro “Syamananda, la felicidad de Radharani”, en Espanol.

Para comprar el libro completo, haga clic arriba

 

KADACHA BookStore

 

Post view 266 times

Share/Cuota/Condividi:
Subscribe
Notify of
0 Adds or Replies
Inline Feedbacks
View all comments