Al abandonar a una esposa impura, uno no incurre en pecado.

Al abandonar a una esposa impura, uno no incurre en pecado.

Mediante tal tratamiento, la mujer misma puede ser purificada, mientras que el esposo puede evitar el pecado.

 

Maha-bharata, Santi Parva, Adhyaya 34, versículo 30.

Post view 66 times from March 2020

Share/Cuota/Condividi:
Subscribe Notify
Notify
guest
0 Adds or Replies
Inline Feedbacks
View all Add or Reply