A excepción de Jiva Gosvami, no reveles este pasatiempo tan confidencial a nadie

posted in: Español, Kadacha ESP 0

 

Lalita Sakhi luego le dijo a Syamananda:

“A excepción de Jiva Gosvami, no reveles este pasatiempo tan confidencial a nadie y si alguna vez te enfrentas a alguna adversidad, con solo pronunciar el divino Sri Radha Mantra que se te ha dado, podrás obtener directamente el darsana de Radharani”.

De esta manera, después de darle todas sus bendiciones, Srimati Radharani y Sus Sakhis desaparecieron de la arboleda.

Por deseo de Srimati Radharani, Syamananda retomó su forma anterior como devoto masculino y abandonó la arboleda. Al tocar la tobillera Manjughosha del pie de Srimati Radharani, su raspador de hierro se volvió dorado y la tez anterior de Syamananda se volvió brillantemente dorada. En su frente estaba el syamamohana tilaka en la forma del pie de Sri Radha, con un punto resplandeciente en el medio; en su pecho estaba escrito Syamananda. Debajo de su brazo había un raspador dorado; y sobre su cabeza estaba la divina Deidad de Syamasundara. Derramando lágrimas, su corazón abrumado por el amor, llegó así al asrama de Jiva Gosvami.

Tan pronto como Sri Jiva lo vio en tal estado de ánimo trascendental, quedó asombrado.

“¿Qué te ha pasado? Puedo ver una mirada deslumbrante en tu rostro. Es como si algo muy extraordinario sucediera”.

Syamananda llevó a Jiva Gosvami a un lugar solitario, y con el corazón abrumado por las emociones y con voz entrecortada, narró todo el pasatiempo confidencial.

Al escuchar el incidente, Sri Jiva Gosvami, quien generalmente estaba muy sobrio, no pudo controlarse. De repente, se volvió loco de alegría y comenzó a bailar como un niño, con el corazón lleno de emociones amorosas trascendentales. Abrazó a Syamananda una y otra vez con mucha fuerza y pronunció las siguientes palabras con voz entrecortada:

“Hoy me he vendido completamente a ti por tu profundo amor. ¡Srimati Radharani fue tan misericordiosa contigo! Solo con pensarlo estoy sintiendo un escalofrío en mi cuerpo. De ahora en adelante serás conocido entre los Vaisnavas por el nombre dado por Lalita Sakhi, Syamananda, y tu nuevo tilaka será conocido como Syamanandi Tilak. Esta Deidad divina, la vida y el alma de Srimati Radharani, será conocida con el nombre de Syamasundara, y al dar Su darsana, liberará a las almas afligidas por la Era de Kali”.

Syamasundara, la única Deidad dentro de toda la creación que se manifestó desde el corazón de loto de Srimati Radharani, fue recibido por Syamananda Prabhu en Vasanta Pancami[1] en 1578 AD, y fue instalado por él dentro de su bhajan kutir subterráneo ubicado en Seva Kunja en Vrindavana Dhama.

Syamananda Prabhu entonces se absorbió por completo en el amoroso servicio a Sri Syamasundara. En memoria de tal misericordia divina otorgada por Srimati Radharani, Jiva Gosvami estableció un altar de mármol en el lugar sagrado donde se encontró la ajorca. Cuando un capullo florece, su dulce fragancia llega a todos los rincones del jardín. No es posible confinar su fragancia a un solo lugar u ocultarla. De la misma manera, el nupur[2] tilaka de Syamananda Prabhu con un punto brillante en el medio, y la Deidad extraordinariamente hermosa de Syamasundara, pronto se hicieron conocidos en todas las casas de Vraja Mandala. Muchos Vaisnavas vinieron a ver al maravilloso Srimurti.

[1] Generalmente a mediado o finales de enero.

[2] Nupur significa tobilleras.

 

Esta es una sección del libro “Syamananda, la felicidad de Radharani”, en Espanol.

Para comprar el libro completo, haga clic arriba

 

 

Post view 270 times

Share/Cuota/Condividi:
Subscribe
Notify of
0 Adds or Replies
Inline Feedbacks
View all comments