Tercera Broma – La Reunión de Sri Krishna disfrazado de doctora

posted in: DB, Español, Kadacha ESP 0

Tercera Broma – La Reunión de Sri Krishna disfrazado de doctora

El profundo amor de Radha por Sri Krishna se hizo evidente por sus numerosos síntomas. Cuando Jatila se dio cuenta, se puso cada vez más ansiosa.

Un día llamó a su hija Kutila y habló con ella en privado.

“¡Mi querida hija! ¡Simplemente ya no puedo proteger a mi nuera de ese Krishna!
¡Ay, ay!
¿Qué debo hacer? ¿Qué debo hacer?
Kutila! He decidido un remedio; ¿será posible que me ayudes? Debe haber alguna forma de evitar que Radharani salga de la casa.
Aquella que es mordida por las miradas ansiosas de ese hijo de Nanda, parecido a una serpiente, debe ser protegida manteniéndose adentro todo el tiempo. No hay otro remedio
Por lo tanto, siempre debes estar alerta para mantenerla aquí con cuidado.
No la dejes ir a la Pavana Sarovara o al río Yamuna a bañarse.
Evita que salga al lago Surya-kunda para llevar a cabo su adoración diaria habitual del dios del Sol.
Por lo tanto, no habrá posibilidad alguna de su reunión con ese libertino.
A partir de ahora, tendrás que ver que ella se bañe y adore al dios del Sol aquí en casa.
Y ahora que estamos manteniendo a Radhika aquí, ese libertino sinvergüenza puede tratar de llegar a nuestra casa de una forma u otra, a cualquier hora del día o de la noche. Por esta razón, yo personalmente mantendré vigilia de 24 horas al día por la puerta exterior con un gran palo en la mano“.

Al escuchar las palabras de su madre, Kutila respondió:
“Madre, no es posible chequear los movimientos de su nuera.
¿Cómo podemos evitar que ella se vaya de la casa, cuando todos los días sin fallar Vrajesvari Yasoda la llama a cocinar para su hijo?”

Jatila:
” Mi querida hija, ve a donde Yasoda ahora, y dile que a partir de hoy, mi nuera no abandonará nuestra casa para ir a ninguna parte.
Dile a Vrajesvari que ella puede contratar a Rohini para que cocine para su hijo“.

Kutila:
“Pero Madre, Yasoda seguramente dirá:”Durvasa Muni le ha otorgado a Radha un don extraordinario. Es una bendición que las palabras por sí solas no pueden describir. Todos en Vraja-mandala saben que debido a esta bendición los que participan de la cocina de Sri Radha vivirán mucho y se destruirán todos sus obstáculos.
“Vrajesvari dirá entonces:
” Krishna es mi único hijo. Comer la comida cocinada por Radha le permite a Él permanecer sano y salvo y libre de los obstáculos creados por los demonios malvados. Es por eso que trato de asegurarme de que diariamente Él coma alimentos cocinados por Su mano. “Cuando ella diga eso, ¿qué respuesta debo darle?”

 

Jatila:
“Cuando Yasoda te diga todo eso, entonces sólo le dices,
“¡Oh Yasoda! Durvasa ciertamente le dio a Radha esta maravillosa bendición; por lo tanto, quienquiera que ella toque vive una larga vida.
¡Oh conocedor de todas las reglas de una conducta social adecuada! Por esa misma bendición, ¿quieres que Radha venga a tu casa todos los días sólo para que toque a tu propio Hijo?
Y además, es contrario a las reglas de etiqueta apropiadas para las hijas castas cocinar en la casa de otra persona a diario.
Tal punto negro contra una hija casta ciertamente se habla en toda la tierra.
Por lo tanto, no podemos tolerar más esto. Así como usted tiene amor y afecto por su hijo, ¿cree que no tenemos el amor y el afecto similar por nuestra nuera?”

Jatila continuó:
“A continuación, debe decir:
“Así que ahora usted ha oído mis razones para no enviar a mi nuera a su casa.
Si siguen decididos a alimentar a su hijo con la comida que ha cocinado Radha, entonces envía a Dhanistha a mi casa tres veces al día para buscar modaka , laddu y otros dulces que ella ha hecho para él.”
Explica todo a Vrajesvari.
Si ella se enfurece, vamos a salir de su ciudad y nos mudaremos a otro lugar.
Haré lo que sea para salvar a mi nuera de ese licencioso hijo suyo”.
Después de consultar juntos de esta manera, Jatila envió a Kutila para informar a Yasoda de la nueva decisión.

De esta manera, ella logró confinar a Radha en la casa.
Al estar restringida de esta manera, el sufrimiento ardiente resultante que sienten Radha y Krishna debido a que no pueden verse entre sí es tan intenso que ni siquiera la propia Sarasvati podía describirlo.
Para extinguir el ardiente fuego de Radha de la separación de Krishna, las Sakhis hicieron para Ella un lecho frío de pétalos de loto embadurnado con una pasta de alcanfor y sándalo.
Sin embargo, cuando Radha tocó esa cama, los pétalos instantáneamente se marchitaron y secaron con el calor de su cuerpo febril.

¿Cómo Sri Radha va a ser capaz de pasar veinticuatro horas sin ver a Sri Nanda-nandana .
Ella no puede tolerar ni siquiera esos breves momentos en los que Sus párpados parpadean y Su visión de Él está obstruida. Ella condena a Brahma, el creador, por crear párpados, y reza por nacer como un pez con ojos que nunca se cierran.

Por consiguiente, cayendo sin sentido sobre el lecho de flores, quemada por la fiebre de la intensa separación de Krishna, Radharani se volvió completamente inconsciente de lo que le rodeaba; si alguien intentaba dirigirse a Ella, las palabras ni siquiera entraban en Su oído, y Ella simplemente se acostó allí con Sus ojos aturdidos completamente inmóviles y ciegos.

Cuando, por fin por orden de Yasoda, Dhanistha llegó allí , vio la condición de Radha ardiendo en separación de Krishna .

Dhanistha dijo:
“Mi querida Lalita! Dado que Vrindavanesvari Sri Radha no vino a Nanda-gram para cocinar hoy, Rohini tuvo que cocinar esta mañana.
Krishna comió los granos de todas formas y luego fue al bosque para atender a sus vacas.
Sin embargo, Yasoda estaba tan molesta que no comió la comida, como generalmente la cocinaba Radharani en otros días; por lo tanto, ella me ha enviado aquí para ver que Radha haga algunas bolas dulces, que luego traeré para Krishna.
Después de ayudarla a hacer los dulces, los llevaré para que Krishna pueda comerlos esta noche al atardecer, a última hora de la tarde y mañana por la mañana antes de ir al pasto con las vacas.
Pero Radharani ahora ha caído inconsciente.
¡¡¡Ay!!!
¿Cómo se fabricarán las bolas dulces? ¿Qué debería hacer ahora?”

Incapaz de ver cualquier otra solución, Dhanistha se acercó a Sri Radha y le habló en voz alta al oído:
“Oh Radha, sólo mira; ¡Krishna está parado aquí ante Ti! Abre tus ojos y míralo “.

Tan pronto como estas palabras entraron en sus oídos, Radharani con ojos de loto recuperó la conciencia .

Dhanistha:
“¡Oh Radhe! Krishna no puede comer apropiadamente a menos que tome los granos alimenticios que cocinas. Por esta razón, Yasoda me ha enviado a Ti.
Por favor, hazle unas bolas dulces con Tu propia mano “.

La Radha ojos de loto, aunque ardía horriblemente en el agonizante fuego de la separación, de inmediato se entusiasmó con gran energía al oír estas palabras .

Llamando a Rupa Manjari cerca, Ella dijo,
“¡Rupa Manjari! ¡Prepara rápidamente la estufa, enciende el fuego y trae la olla! Siguiendo la orden de Yasoda, ahora prepararé y enviaré comestibles para Krishna.
¡Querida amiga!
En lugar de la cantidad habitual de bolas dulces que hago todos los días, hoy voy a hacer cuatro veces esa cantidad.
No te preocupes en absoluto por mi mala salud “.

Diciendo esto, Radharani espontáneamente montó una plataforma divina justo en frente de la estufa.

¡Qué sorprendente!
Un momento antes, el lecho de pétalos de loto de Sri Radha se había marchitado y secado con Su toque ardiente, pero ahora, mientras hacía dulces para Su amado, las llamas de la estufa refrescaron Su cuerpo.

El reino superior de prema posee asombrosa e inconcebible potencia, en la que la luna refrescante puede irradiar calor abrasador y el fuego puede enfriar.
¿Cómo puede alguien entender tal prema?
¿Y cómo se puede entender a alguien que ha tomado el refugio de tal prema?

Lalita luego dijo:
“¡Oh Dhanishta! ¿No caerá abundante lluvia de la nube llena de rayos?
¿Ya no aparecerá la nueva nube de lluvia fresca , con incrustaciones de la enredadera del rayo ?
Si esta nube de lluvia no aparece, no habrá lluvia de rasa , y la cosecha de dicha extática de las sakhis’ se marchitará y será completamente destruida“.

Dhanistha:
“Oh Lalita! Has hablado tan cierto, tan cierto.
Así como todos somos miserables, de la misma manera Krishna y todos sus amigos pastorcillos se sienten completamente perdidos.
¿Qué más puedo decir que esto?… incluso todos los loros, pavos reales, abejas y ciervos de Vrindavana se han sentido muy preocupados por esta misma agonizante miseria”.

 

… sigue

 

Esta es una sección del libro “Camatkara Candrika”, en Espanol.

Para comprar el libro completo, haga clic arriba

 

 

Post view 390 times

Share/Cuota/Condividi:
Subscribe
Notify of
0 Adds or Replies
Inline Feedbacks
View all comments