La invitación

posted in: Español, Kadacha ESP 0

 

“Tan pronto como los mensajeros que precedieron a Vidura llegaron a Indra-prastha, Yudhisthira y sus hermanos salieron del palacio para recibirlo con todos los honores y le mostraron el afecto que sentían por él. En esa ocasión, los Pandavas le recordaron cómo él los había salvado de muchos peligros y la forma en que siempre había sido su benefactor.

Cuando Yudhisthira le preguntó el motivo de su visita, Vidura, profundamente avergonzado, repitió el mensaje que Dhritarastra le había dado: no era difícil de entender para cualquiera que detrás de su aparente inocencia se ocultaba un serio peligro. Como se ha dicho, a Yudhistira le gustaba jugar a los dados, todo el mundo lo sabía, y se sabía además que no era muy hábil en aquel juego.

‘Si bien es cierto que no soy un campeón, mientras que mi malvado primo sí lo es; estoy seguro de que él no jugará en persona, pero si delegara en alguna otra persona para enfrentarme en su lugar, dijo Yudhistira. ¿Contra quién piensas que tendré que jugar?’

‘Hay tantos buenos jugadores en nuestra corte’, dijo Vidura, ‘pero algo me dice que tendrás delante de ti a Sakuni. Él es el mejor de todos y te odia tanto como Duryodhana.’

Hubo un momento de silencio. Si Yudhisthira tuviera que afrontar al Gandhara, para él ya no habría nada que hacer: lo habría perdido todo. El plan del primo ahora estaba claro

‘El consejo que puedo darte’, continuó Vidura, ‘es que encuentres alguna excusa para no aceptar la invitación. El juego de azar debe ser evitado a toda costa por todas las personas sanas que conocen los principios de la espiritualidad: siempre provoca la discordia entre los jugadores, causando ansiedad y conflicto sin fin. Cuando el hombre pierde su razón y la tranquilidad y entra en enemistad, todo tipo de catástrofes pueden ocurrir.’

Vidura continuó diciendo:

‘Yudhisthira, no aceptes la invitación. Este plan nació de la mente diabólica de Sakuni y fue recibido inmediatamente con gran alegría por el vil Duryodhana, quien en el libro de su vida tiene escrito que causará muerte y destrucción para que nada bueno pueda salir. Yo sé que te gusta jugar, pero no debes sucumbir a la intoxicación del juego y no debes aceptar esta invitación.’

Yudhistira lo pensó durante un largo tiempo. Entonces respondió.

‘Me gustaría poder seguir tus buenas advertencias. Como siempre, contienen mucha sabiduría, pero, como sabes, un Kshatriya no puede negarse a un reto ya sea un duelo de armas o un juego de azar.  Además, este es mi voto personal. También, debemos reflexionar sobre el hecho que, si tengo que gobernar un reino tan vasto, no puedo demostrar cobardía, de lo contrario se vería afectada la estima y la confianza que la gente tiene hacia mí. Así es que tengo que ir. Si lo pierdo todo, habrá sido el destino, y en contra de este, ¿qué podemos hacer? Lo único que puedo prometer es que voy a intentar con todas mis fuerzas no dejarme llevar demasiado y no apostar fuerte.’

 

Al día siguiente, acompañados de su esposa Draupadi, los Pandavas se fueron a Hastinapur.

 

Esta es una sección del libro “Mahabharata, vol. 1”, en Espanol.

Para comprar el libro completo, haga clic arriba

 

 

 

Post view 358 times

Share/Cuota/Condividi:
Subscribe
Notify of
0 Adds or Replies
Inline Feedbacks
View all comments