Energías utilizadas para la creación.

posted in: Español, Kadacha ESP 0

Pregunta: Se sabe que los Vedas son muy detallados cuando se trata de explicar cómo la Personalidad Original se expande para generar universos. ¿Puedes contarnos sobre el mecanismo creativo?

Para no correr el riesgo de no quedar claros, seguiremos el ejemplo de Caitanya Caritamrta[1]. Luego, el tema será retomado en los capítulos anteriores con detalles adicionales.

Ya hemos dicho que la Persona Original es Sri Krishna; nada existe antes de Él, nada es superior a Él. Pero como no desea estar solo, se expande hacia Su primera forma, llamada Balarama. Ésta es la personalidad divina a través de la cual es posible la existencia de alegría y variedad en la creación.

“Balarama es Su segundo cuerpo, son la misma persona. Sólo difieren en la forma (del cuerpo) …”[2]

Balarama, a su vez, asume otras cinco formas, todas ellas personalidades divinas, incluido Sankarsana.[3]

Los otros cuatro se especifican en Caitanya Caritamrta, Adi-lila 5.10. Cada uno tiene funciones específicas en la creación y mantenimiento del cosmos espiritual y material.

Del cuerpo trascendental de Sankarsana, otra forma espiritual, Maha-sankarsana, es responsable de mantener la existencia de los planetas espirituales. Aquí la energía material siempre está ausente.

Fuera de los planetas espirituales está la manifestación impersonal del Señor Krishna, conocida como Brahma-loka (también llamado Brahman, Brahmajyoti, etc.), que es la luz refulgente que emana de Su cuerpo espiritual.

Más allá de esto, hay otra dimensión, técnicamente llamada Karana-samudra, el océano de las causas, ya que de allí “nacerán” las almas individuales y la energía material.

En este Karana-samudra, Maha-Visnu, la expansión de Sankarsana, se acuesta, observa la energía material aún latente e inexpresiva y, mediante un reflejo de Su cuerpo trascendental, se amalgama dentro de los elementos materiales.

Como pompas de jabón, los universos materiales, que internamente están vacíos, emanan de los poros de Su piel. A medida que estos globos de forma ovoide aparecen, comienzan a crecer hasta su tamaño actual.

Dentro de cada uno de estos universos, Maha-Visnu (también llamado Karanodakasayi-Visnu) se divide en otra forma, llamada Garbhodakasayi-Visnu, y entra en ella.

En el momento en que esta personalidad divina entra en el vacío universal, inmediatamente lo llena hasta la mitad con agua, creando una inmensa extensión líquida llamada “Océano de Garbhodaka”. Es allí donde el Visnu universal se acuesta y de su ombligo brota una flor de loto donde, gracias a Sus poderes místicos que no conocen limitaciones, donde quiera que esté, nace Brahma, el primer ser de la creación[4].

Brahma abre los ojos por primera vez y se encuentra en una vasta cavidad oscura, y no sabe quién es, dónde está y cuál puede ser su función. Esa oscuridad tenebrosa, llena de amenazas, le inspira profundo temor; sólo quiere saber las razones de todo esto. Sólo después de largas y difíciles austeridades logra comprender las razones de su existencia y la onerosa tarea que le espera de construir los mundos del universo material.

Habiendo recibido el poder necesario de Visnu, Brahma construye tres sistemas planetarios, llamados Svarga-loka (el superior), Bhuvar-loka (el medio) y Bhur-loka (el inferior). Nuestro planeta Tierra forma parte del Sistema Planetario Medio.

De Garbhodakasayi-Visnu emana un tercer Visnu, Ksirodakasayi-Visnu, llamado así porque reside en un planeta donde hay un océano de leche. Él es el origen de la personalidad divina llamada Paramatma. Como todo el mundo sabe, existen dos tipos de realidad material: la materia orgánica y la materia inorgánica. El primero es donde reside la vida, desde las formas más elevadas hasta la célula más pequeña. Paramatma penetra todas estas formas vivientes y ayuda a la jiva a desarrollar su conciencia espiritual original. También debemos agregar que Paramatma también entra en materia inorgánica, materia sin vida, pero con diferentes características y funciones; en cada átomo Él es la energía nuclear y la cohesión atómica que hace posible la existencia de todo lo que hay en el universo en el que vivimos. Así, este aspecto energético e impersonal de Paramatma tiene la tarea de mantener la manifestación cósmica.

Ksirodakasayi-Visnu es también el origen de toda una serie de encarnaciones. De hecho, de Él proceden encarnaciones como Matsya, Nrsimha, Varaha, Rama y otras. Todos los cuerpos de las especies vivientes que pueblan los distintos planetas provienen también de la ferviente imaginación de Brahma.

Este es, de manera breve y simplificada, el proceso creativo expuesto en los Vedas.

[1] Adi-lila, capítulo 5

[2] Krishnadasa Kaviraja, el autor del Caitanya Caritamrta

[3] Adi-lila 5.8

[4] Srimad-Bhagavatam 1.3, varios versos

 

Esta es una sección del libro “La Filosofia del Bhakti Yoga”, en Espanol.

Para comprar el libro completo, haga clic arriba

 

Post view 273 times

Share/Cuota/Condividi:
Subscribe
Notify of
0 Adds or Replies
Inline Feedbacks
View all comments