La flauta….

posted in: Espanol 0

El Medallón del Amor

de  Vishvanatha Chakravarti Thakura

 

La Queja de la Diosa Sobre la Música de la Flauta

 

~26~

!Oh, Sakhi!, hay una música de altos tonos que resuena regularmente aquí en Vrindavan, que aparentemente proviene de una pequeña flauta Venu. Por Su poder especial, esta vibración asciende a los cielos y penetra nuestra morada celestial, creando una situación tal, que las castas esposas de los semidioses sienten repugnancia incluso sobre el recuerdo de haber previamente abrazado a sus propios esposos.

~27~

Y lo que es más, en otras ocasiones sus sonidos en tonos bajos, son aparentemente producidos por una larga flauta Murli. Esta vibración, la cual es justamente como veneno mezclado con néctar, es bebida con gran anhelo por todas la diosas celestiales; pero al entrar en sus oídos, ellas se encienden con un gran fuego misterioso que hace que sus cuerpos enteros se calienten como ardientes brazas; de este modo, ellas se desvanecen incluso mientras están en los brazos de sus esposos. Los pobres esposos tienen la sensación de quemarse e inmediatamente las separan de ellos, asombrados, pensando: ¡Ay!, ¿qué es esto?

~28~

“¡Querida amiga! ¡Por favor escucha más! En nuestra morada celestial no hay vejez; todos son jóvenes. Nadie es criticado. Cada uno comparte este mismo modelo de virtud. Nadie ridiculiza a otro. Pero este sonido profundo de la flauta Murli abate completamente la castidad de las fieles semidiosas y nos rige victoriosamente.

~29~

De esta manera, la música de la flauta ha estado afectando a todas la diosas celestiales todos y cada uno de los días con tantas perturbaciones, hasta que finalmente, comencé a considerar en mi corazón. ¡Ay de mi! ¿Qué es lo que produce este sonido?, ¿De donde viene? y ¿Quién lo hace?

 

~30~

Después, seguí el sonido de la flauta desde los planetas celestiales, llegando hasta este planeta tierra, me quedé felizmente por unos días entre las ramas de un gran árbol Baniano conocido como Vamsivata. Allí, observé muchas variedades de los pasatiempos sin paralelo de Sri Hari, ejecutados junto con Sus más confidenciales amantes y muy queridas amigas. De ese modo aprendí muchas cosas.”

~3!~

Al escuchar todo esto, Radha sonriendo habló algunas muy dulces palabras: “¡Oh, la tan afortunada! De la morada celestial entera, te considero a ti solamente como la más ingeniosa, porque solo tú has pensado en venir a buscar aquí la causa de tus perturbaciones. No hay otra diosa tan experta como tú, porque los sentidos de todas las demás han sido trozados en pedazos por la afilada espada de la ansiedad y por ello, han quedado indefensas, pero todavía inútilmente se consideran a sí mismas como astutas damas celestiales”.

~32~

Después de escuchar las juguetonas palabras de Radha la joven parpadeó ligeramente sus pestañas como nunca, bañando su rostro con la dulce refulgencia de su sonrisa, mientras cubría su dentadura con sus labios, y decía: “¡Oh, Radhe! Seguramente Tú nunca antes encontraste a alguien como yo. ¡Oh, querida mía!, ¿Podría yo realmente tener la habilidad de venir a Vraja y observar los pasatiempos de Krishna, mirando así a otro hombre diferente a mi esposo? “.

~33~

Radha respondió: “¿Cuál es el objeto de tus consideraciones respecto a mirar a otro hombre? Tu secretamente viniste a propósito y has experimentado extravagantemente los confidenciales juegos amorosos del Señor Hari. Ahora por favor dime, ¿Cuál es la pregunta que quieres que te responda? Lejos de toda broma y las otras conversaciones que hemos estado teniendo, sólo por que Tú me has aceptado como tu amiga, eso es todo”.

 

~34~

El disfrazado Krishna dijo: “Amiga, te mantienes jugando conmigo una y otra vez, ¿Quién tendría la posibilidad de conquistarte en el arte de las bromas? ¡Oh, Radhe! ¿Qué podría yo valorar más, que mi amistad contigo? ¡Tú eres igual que mi propio aire vital! Incluso, aunque eres un ser humano, todas las diosas del reino celestial de inmortalidad, inclinan sus cabezas y ofrecen reverencias al mencionar Tus cualidades sólo para purificarse.

~35~

Yo nunca podré alabar apropiadamente Tus glorias, entonces por favor no te incomodes o seas indiferente conmigo, por que yo soy incapaz de mentir. Incluso la hija del océano (Laxmi), y la hija de las montañas (Parvati) no pueden competir contigo, para ellas es deseoso el obtener belleza y fortuna como las tuyas.

 

~36~

Y además te digo que, aún en el reino de Vaikuntha, cruzando lejos de estas tres esferas materiales, no hay mujer quien sea en asuntos amorosos tan valiente como lo eres Tú, efectivamente, nadie es capaz incluso de imaginar un nivel de amor semejante al Tuyo. Yo he escuchado todas estas cosas descritas en la asamblea de Himavati, la hija de los Himalayas (Parvati) en el Monte Kailas.

~37~

Al escuchar estas discusiones acerca de Tus divinas cualidades, yo desarrollé el gran deseo de encontrarte, y este deseo ha sido ahora satisfecho. Pero, ¡Ay de mi! Mi corazón se sigue quemando con gran aflicción… lo más íntimo de mi alma está siendo desgarrado, pero debido a su extrema dureza no se separa aún”.

~38~

Al escuchar esta expresión de insoportable agonía de la diosa, la preocupada y tan amorosa Radha habló: “¡Amiga! ¿qué es lo que está causando tu dolor? ¡Dímelo ahora mismo!” pero a pesar de las preguntas de Radha, una y otra vez, la garganta de la joven se obstruyó y fue incapaz de hablar. Su rostro de loto se inundó con lágrimas. Al ver esto, Radha siempre gentil, limpió el rostro y los ojos de la joven diosa con la esquina de su propio velo.

Post view 218 times from March 2020

Share/Cuota/Condividi:
Subscribe Notify
Notify
guest
0 Adds or Replies
Inline Feedbacks
View all Add or Reply